Los datos que enmarcan el final de temporada regular

Main photo.

Un fin de ciclo se aproxima con el final de la temporada regular de Orange Crown League y cada equipo, jugador y carta han dibujado un camino que nos trae a donde nos encontramos ahora mismo.

Por ello, José Oliveros ‘Siiko’, nuestro caster, nos ha destacado una serie de estadísticas y datos que explican y ponen en contexto a la competición a lo largo de su fase regular cara al cierre en una jornada que está al borde de un ataque de nervios por lo apretada que se encuentra. Hacemos lista, repasamos los ticks principales y ubicamos los datos que recogen a día de hoy la Orange Crown League:

Dergha y Peke, con Arctic.
  • Arctic es el equipo que más partidas ha jugado con un total de 139 durante la temporada.
  • Dergha e Iván Abuso, por lo tanto, son dos de los tres jugadores con más partidas de la liga (tras la salida de Bale). La mayor racha de victorias de un equipo fueron 6, por parte de Qlash. Empezaron en la jornada 11 ante Ramboot con un 3-0 en el Rey de la Arena por parte de Mattia y nadie les pudo vencer hasta la jornada 17, donde Outplayed les marcó un contundente 0-2.
  • A falta de la última jornada, todo parece indicar que Intech Tenerife Titans serán los campeones (en 24 de las 32 situaciones posibles, acaban como campeones) con bastante mérito, ya que son el equipo con mayor porcentaje de victorias de la liga: 59,65% tras la Jornada 17.
  • Por su parte, el equipo de Qlash es el otro candidato al título de campeón de la fase regular y, pese a que los dragones tienen sólo un 55,64% de victorias han disputado 19 partidas más que los titanes. Esto demuestra que les ha costado más cerrar los encuentros durante la temporada.
  • Respecto al meta, el Cementerio es la win condition favorita de los jugadores en la Orange Crown League: 151 usos y además, la más baneada, siendo prohibida en un total de 21 ocasiones. Probablemente sea por el porcentaje de victorias que esta ostenta: 57%.
  • El sabueso, por su parte, es la win condition con peor porcentaje de victorias: Sólo un 35%. Lo más sorprendente es que empeora incluso más cuando se acompaña de Globo, ya que baja hasta el 28%.
  • Sin embargo algunas de las win condition más clásicas siguen dando muy buenos resultados, como por ejemplo el Barril de Duendes, la cual cuenta con un 61% de victorias tras más de 60 partidas.

Y si empezamos a hablar de nombres propios, la corona de la Orange Crown League ha tenido dueño durante prácticamente toda la temporada. Ese dueño fue Bale, ex-jugador de Qlash y ahora miembro de Dignitas para la CRL West. Ha reinado en número de partidas (42), winrate (76%) y racha de victorias (14) aunque tras su salida, parece que el jugador de Zerozone “Mago der pera” ha tomado su relevo, con una racha abierta de 7 victorias consecutivas (aún muy lejos de las 14 de Bale al empezar la temporada).

Bale, con QLASH.

Como resumen, el meta que hemos vivido esta primera temporada de Orange Crown League ha estado dominado por el Cementerio, aunque con claro protagonismo de otros decks poco presentes en otras temporadas, como los mazos de Chispitas o los de Montapuercos, por no hablar de la presencia de la Torre Bombardera.

Por último nos toca cerrar con los equipos, y es que hemos tenido algunos que han sido capaces de lo mejor y lo peor. Un claro ejemplo han sido los titanes con unos win rates espectaculares, pero que sin embargo han cometido errores básicos como jugar la carta baneada (dos veces). Otros casos como el de S2V, que pese a tener un inicio de temporada nefasto, supieron reponerse y luchar con uñas y dientes por su lugar en los playoffs de final de temporada.

Okey, con S2V.

Luces, sombras y muchos números en una Orange Crown League cuyos datos sólo demuestran lo que la tabla de clasificación nos cuenta: a pesar de las estadísticas de unos, siempre quedarán otros que puedan pisarlas y romperlas, como no han parado de hacer desde un inicio. Queda ver que broches les ponen a estas cifras este domingo en el cierre de su fase regular en nuestro canal de twitch. ¡Nos vemos!

bool(false)